Información de Contacto

Dirección:

Av. San Martín 175
Eldorado – CP. 3380
Misiones (Argentina)

Teléfonos:

+54 (03751) – 423697

Email:

Horarios de atención

Lunes a Viernes

07:00 a 12:00 – 14:00 a 19:00

IMPORTANCIA DE DEFENDER NUESTROS DERECHOS COMO CONSUMIDORES

¡Sabías qué!  La Ley 24240 establece los derechos de las y los consumidores y las obligaciones de los proveedores en las relaciones de consumo.

Una relación de consumo es el vínculo jurídico entre el proveedor de un bien o servicio y el consumidor final o usuario del mismo. Incluye el antes, durante y después de la compra del producto o contratación del servicio.

Principales derechos de las y los consumidores

Como consumidor o consumidora, tenés derecho a recibir:

  • Un trato digno y equitativo: las empresas no pueden ejercer prácticas discriminatorias en razón del género, el color de piel, la edad, la condición física, etc.
  • Información cierta, clara y detallada: el proveedor está obligado a informarte de forma completa sobre las características y condiciones de los productos y servicios que ofrece.
  • Protección a tu salud: los productos y servicios ofrecidos no pueden presentar riesgos para la salud o integridad física de las y los consumidores.

CONSEJOS

Si adquirís un producto o servicio

  • Toda oferta que se hace de un producto o servicio integra el contrato y obliga a la empresa a cumplirla.
  • Tenés derecho a que siempre te entreguen una factura o ticket fiscal del producto o servicio que adquirís. Esta documentación es el comprobante de tu consumo.
  • El precio que los comercios publican en las vidrieras, góndolas y páginas web debe ser el precio final del producto si pagás en efectivo, con tarjeta de débito o con tarjeta de crédito en una sola cuota.
  • Todos los productos y servicios tienen una garantía legal. Para productos nuevos, el plazo es de 6 meses y para productos usados, de 3 meses. El comercio puede ofrecerte un plazo mayor de garantía, pero no menor al que establece la ley.
  • La venta atada no está permitida. Esto significa que los comercios no pueden obligarte a adquirir otro producto o servicio para obtener el que querés.